La honestidad con nosotros mismos | OM Narayana
Escuela de Yoga Tradicional, Reiki, Meditación y mucho más...
Yoga, Majadahonda, Reiki, meditación
22725
post-template-default,single,single-post,postid-22725,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.5.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La honestidad con nosotros mismos

La honestidad con nosotros mismos

Será necesaria una gran voluntad y compromiso en pos de esa honestidad

La honestidad con uno mismo es quizá uno de los principales pilares en el camino del autoconocimiento, ser capaces de reconocer aquello que nos horroriza o nos repugna de nosotros mismos, mirarlo ecuánimemente y aceptarlo, es indispensable para poder trascenderlo, dejarlo atrás, librarnos de ello, o canalizarlo y convertirlo en algo productivo. Nuestro cerebro, infantilmente piensa que mirando a otro lado, negando la existencia de algo hace que esto desaparezca, y luego se exalta, se ofende o se enfurece cuando aquello que nosotros mismos tenemos y nos negamos a aceptar, lo vemos reflejado en un semejante. Hacemos grandes esfuerzos por mostrar una imagen de nosotros que maquille como nos vemos y ni siquiera a nosotros mismos nos permitirnos mirarnos de frente, presas del miedo a nuestra propia mirada.

 

Hace falta una gran determinación para la auto indagación, para estar dispuestos a saber quiénes somos, y para lograrlo es imprescindible la Compasión, entendida como una mirada de Amor ecuánime que amplíe nuestra perspectiva, y no nos permita caer en el desaliento, en una percepción monstruosa de nuestros aspectos reprimidos, sino desde la comprensión, desde una observación más “científica” de nuestros aspectos menos “aceptables”.

Será necesaria una gran voluntad y compromiso en pos de esa honestidad, de esa decisión de saber quiénes somos, de desear ser mejores, para no distraernos o bajar la guardia ni un minuto ya que todo el tiempo cuenta, no sirve de nada una práctica asilada como la meditación, el yoga o con cualquier otra técnica de esta índole si el resto del día bajamos la guardia, y nos seguimos negando a nosotros mismos tal y como somos realmente. Si no somos consecuentes, si no caminamos aquello que sabemos, o promulgamos, si no “andamos el rezo”, no habrá una liberación real, seguiremos esclavos del “personaje” que hemos creado, sin saber realmente quien somos.

De nada sirven las bellas palabras, las buenas intenciones, los propósitos loables, si no se materializan, si no se realizan, esto es: si no son reales. Solo desde la honestidad, solo siendo consecuentes, siendo auténticos, desarrollando nuestra voluntad, y con un compromiso verdadero con nosotros mismos, podemos romper los círculos viciosos en que nos vemos encerrados cada vez que repetimos patrones de conducta de los que no somos conscientes.

De esta manera, estando abiertos a las posibilidades nuevas, a ver en nosotros ecuánimemente nuestras luces y sombras, estando dispuestos a reconocer en nosotros lo que quiera que veamos, podremos realmente vernos. No se trata de ser perfectos, se trata de ser conscientes, libres y dueños de nosotros, no esclavos de nuestro miedo, de nuestras inercias, se trata de ser nosotros mismos, no nuestro personaje.

www.omnarayana.es

No Comments

Post a Comment