Crecimiento personal y desarrollo espiritual | Om Narayana
Escuela de Yoga Tradicional, Reiki, Meditación y mucho más...
Yoga, Majadahonda, Reiki, meditación
22686
post-template-default,single,single-post,postid-22686,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.5.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

En la búsqueda del ser

En la búsqueda del ser

La Humildad es la puerta a la realización, y el Amor une, no separa.

 

En la búsqueda del ser, del crecimiento personal o del desarrollo espiritual, se aprenden cosas por el camino, se amplía nuestra conciencia, nuestro campo visual y nuestra perspectiva cambia, eso en ocasiones puede hacernos sentir diferentes a los demás, o incomprendidos o solos. En realidad es solo una ilusión transitoria, una etapa. Muchas veces, recibimos por el camino herramientas o recursos que nos dan más poder, más equilibrio, más seguridad o capacidad de resolución. Esto puede ser un arma de doble filo, ya que, eventualmente, podemos ver a los demás como más pequeños, más débiles o incapaces de comprender lo que nosotros ya hemos visto. Esto es uno de los mayores peligros a los que nos podemos enfrentar. La Humildad es la puerta a la realización, y el Amor une, no separa.

 

 

Una de las trampas más peligrosas del camino espiritual o de crecimiento, es el sentimiento de superioridad o de separación. El “ego espiritual” es nuestro peor enemigo en el camino a la evolución. Es un eufemismo común con el que nos referimos a la prepotencia o soberbia, al complejo de superioridad.

Nuestro miedo aprende todo cuanto nosotros aprendemos y va desarrollando herramientas cada vez más sofisticadas y sutiles para engañarnos. Esto hace que tengamos que ser cada vez más hábiles y meticulosos. Así nos obligamos a desarrollar al máximo nuestra atención.

Sólo siendo humildes y amando con ecuanimidad, nos damos cuenta de que formamos parte de un todo, que somos una manifestación más del Ser o Conciencia Universal. Una flor no es mejor que otra, ambas forman parte del mismo árbol al que pertenecen. Una mano no se siente mejor que la otra ni se atribuye la autoría de sus actos. De igual modo debemos actuar nosotros, espontánea y libremente sin atribuirnos el mérito de nuestros actos ni esperar mayor recompensa que la mera dicha de realizarlos. Siempre presentes en el aquí y ahora, siempre atentos y centrados, libres de juicios de valor y comparativas. Todos buscamos lo mismo; todos estamos en el mismo barco; todos necesitamos el Amor, y la Humildad nos regala la sabiduría de darnos cuenta de esto: la Compasión.

www.omnarayana.es

No Comments

Post a Comment